Modelos de Calidad

En el curso 2003/04 el Centro hizo una apuesta decidida por implantar sistemas de calidad como herramienta de mejora.

Proceso de certificación

En 2004, el Equipo Directivo decide la implantación de un sistema de gestión de la calidad (SGC) y comienza la formación y asesoría en la Gestión de Calidad a través del Proyecto Edugés, iniciativa promovida por las Escuelas Católicas a nivel nacional, con la participación de 600 Centros de toda España. Esto supuso:

  • El reconocimiento del Sistema de Gestión de Calidad del Centro con la certificación según la norma UNE-EN ISO 9001:2000, a través de la certificadora EDUQATIA, acreditada ante ENAC y la IAF específicamente para la evaluación de procesos y organizaciones educativas. La primera certificación UNE: ISO 9001 se obtiene en el curso 2005.
  • Además de la aplicación de la norma UNE-EN ISO 9001:2000, con el consiguiente seguimiento y consolidación de la certificación a través de la certificadora EDUQATIA, el Centro decidió implantar también el Modelo de Excelencia en la Gestión de la EFQM.
  • Realización en 2007 de la primera autoevaluación obteniéndose una puntuación homologada por licenciatario del Club de Excelencia en el rango 351-375 puntos EFQM.
  • Homologación del proceso de autoevaluación por evaluadores licenciatarios del Club de Excelencia en la Gestión.
  • Obtención en junio del 2009 de la Certificación + 400 en el modelo de excelencia europea (EFQM Certificación de Excelencia de Calidad Europea).

Modelo propio de gestión de la calidad

Los Misioneros Claretianos de la Provincia Bética han realizado una apuesta decidida por la mejora de la calidad de los procesos educativos. Con tal fin, ha sido diseñado un modelo de calidad propio basándose en herramientas extraídas de los modelos mencionados más arriba, ajustándolas y adaptándolas a los objetivos, líneas estratégicas y necesidades de sus centros.

Con el fin de evaluar el Plan de Calidad del Centro cada año se realizan auditorías, que ponen el énfasis especialmente en aquellos procesos y líneas estratégicas alineados directamente con la calidad educativa que el Centro persigue.

Para lograr una educación de calidad se requiere una acción integral en el ámbito de la investigación, la infraestructura escolar y la actualización de los docentes. Se busca que las herramientas facilitadas por el sistema de calidad sirvan para mejorar los procesos educativos y no solo los de gestión del Centro, de modo que el Plan Estratégico y el Proyecto Educativo funcionen como una única línea de acción. En definitiva, se pretende que el sistema de calidad se halle al servicio de las intenciones educativas perseguidas y que aporte calidad educativa.

Durante estos últimos cursos académicos, las acciones más relevantes en cuanto a la mejora de la calidad educativa han sido las siguientes:

  • Diseño y desarrollo de un Plan Estratégico que marca las líneas, objetivos y acciones prioritarios a seguir en el Centro durante un periodo de cuatro años.
  • Alineación y correlación del Proyecto Educativo del Centro con las líneas estratégicas que se incluyen en el Plan Estratégico.
  • Revisión de los manuales de procedimiento fundamentales en el Centro y actualización de los mismos, con introducción de elementos de mejora en todos ellos.
  • Diseño de un modelo de auditoría propio en el que se realiza un seguimiento y control del cumplimiento de los manuales de proceso, pero con un matiz constructivo. Un equipo de auditores externos al Centro, con la cualificación y titulación requerida son acompañado por los directores pedagógicos de cada etapa para la realización de las auditorías anuales.