Una de las voluntades de nuestra comunidad educativa es enseñar a nuestros alumnos a utilizar las nuevas tecnologías de una manera seria y responsable. Sabemos que hoy en día son una fuente de ocio muy importante para los jóvenes, pero su uso (más aún siendo menores) debe estar supervisado por las familias, sobre todo si nos centramos en el uso de las redes sociales. En consonancia con esta realidad, un agente de la Policía Nacional ha impartido una charla a los alumnos de 3ºESO para recordarles que algunas acciones habituales en las redes sociales pueden ser constitutivas de delito. Algo tan frecuente como subir fotos de menores de edad sin consentimiento expreso de sus padres o utilizar el anonimato de estos servicios para insultar o humillar a alguien es tomado a veces por los jóvenes como hechos inocentes o banales, pero pueden suponer un serio problema teniendo en cuenta la legalidad vigente y las consecuencias pueden ser muy desagradables, sobre todo para quien lo sufre.

   Por ello, desde el Colegio Claret de Las Palmas y unidos en esta recomendación a la Policía Nacional, queremos insistir en la importancia de educar a los hijos en el uso responsable y adecuado tanto de esos dispositivos móviles como de las redes sociales o los servicios de mensajería instantánea. Desde el punto de vista educativo, son herramientas potentes y muy valiosas, pero las directrices de buen uso que damos en el Centro tienen que servir para complementar aquellas que reciben fuera de él y que deben buscar sobre todo el bienestar de los adolescentes. Son muchos los conflictos que se generan a través de estas vías y que podrían haberse evitado con una acción más responsable por parte de los adultos que les confían este tipo de aparatos. Y por supuesto, son también muchos los peligros a los que exponemos a los chicos y chicas si no controlamos y supervisamos el uso de las redes sociales durante su minoría de edad.

 

Charla Policía Redes Sociales (Copy).JPG