Comienza nuestro segundo día. Después de un abundante desayuno para recargar pilas, salimos en guagua hacia Sallent, pueblo natal deDia5ViajeBCN 34 nuestro patrono. Iniciamos la visita con una peregrinación hacia Fussimanya, donde se encuentra el santuario al que acudía a rezar con frecuencia "el padrito" cuando era niño, acompañado de su hermana Rosa. Una caminata de algo más de 3 Km que culminamos orando en la ermita y unas palabras a cargo de Antonio Acosta, claretiano y párroco de Sallent, que muy amablemente nos ha hecho de guía a lo largo de la mañana. Después de la comida nos trasladamos al pueblo para visitar el museo y casa natal de Claret. Pudimos aprender numerosas historias, anécdotas y vivencias de nuestro fundador que la mayoría de nosotros desconocíamos. Terminamos la jornada de tarde con la eucaristía oficiada por el P. Juanjo en la capilla adjunta a la casa natal. Fue un momento de recogimiento y tranquilidad que nos sirvió para agradecer a Dios todo lo bueno que tenemos y pedirle que, como hiciera con San Antonio Mª Claret, siga despertando en más personas la dimensión evangelizadora. Con el cansancio a cuestas, regresamos en guagua para ducharnos, cenar y disfrutar, por fin, de un rato de música y baile en la discoteca del hotel, ¡menuda marcha tienen algunos! Pasadas las once, nos vamos a descansar, que mañana nos espera... ¡Port Aventura!

Noticias