En la clase de inglés, los alumnos de primero han descubierto que hay alguien que se ha dedicado a robarles el color a los objetos. Con algo de imaginación y algún que otro trozo de pañuelo mágico, hemos averiguado qué sucede cuando mezclamos algunos colores y hemos devuelto el color a las imágenes. ¡Qué bien lo hemos pasado!