Cuando hablamos de aprender, no debemos olvidar el aprender a convivir, a compartir experiencias y a que todo gire en torno a los intereses de los niños y niñas. Por eso hemos montado un cine en las aulas y, con palomitas y un cojín para este bien cómodos, nos hemos reído y emocionado junto a Simba y los suyos. ¡Qué bien lo hemos pasado!