Esta mañana, los mayores de las secciones de Infantil y Rabadán han hecho de la Ofrenda a la Viren María todo un cántico a la solidaridad y al amor. Los alumnos y alumnas de tercer año de Infantil y Segundo de Bachillerato, que parten este curso rumbo a una nueva aventura, se han encontrado en el patio del edificio para recoger comida para los más necesitados y honrar el compromiso que tan orgullosamente llevamos por bandera. Ha sido una jornada emocionante.