La semana pasada los alumnos de Tercero de ESO han escrito una carta personal al Papa en respuesta a su invitación a los jóvenes economistas y emprendedores de todo el mundo, en la que les convoca a realizar juntos un pacto para cambiar el rumbo de la economía mundial. Junto a su profesor, han dado forma a esta misiva que en pocos días saldrá directa hacia Roma.

Querido hermano Francisco, con sorpresa y admiración hemos leído tu invitación a los economistas y emprendedores jóvenes de todo el mundo para participar en el evento de Asís del próximo año. En esta iniciativa hemos percibido un nuevo respiro para la humanidad, una oportunidad para cambiar de ruta, una ocasión preciosa para construir un mundo mejor, donde nadie quede excluido de esa convivencia fraterna que quieres fomentar.

     Convocando esta asamblea, nos invitas a tomar conciencia del problema mundial de la desigualdad y nos llamas a contribuir al cambio global para que la economía incluya y no excluya, dé vida y no produzca muerte. Francisco, estamos contigo en el deseo de corregir los modelos de crecimiento injustos que son incapaces de garantizar respeto tanto hacia el medio ambiente como hacia las familias y los más vulnerables de la sociedad. Acogemos de corazón tu invitación a buscar respuestas, a reanimar, revisar y reparar la economía.

     Valoramos muchísimo también que para esta asamblea no tengas en cuenta las creencias, países, culturas, y que todo esté en función del bien de la humanidad. Nos parece que tus opciones nos acercan cada vez más al amor universal de Jesús, y por eso queremos expresarte nuestra gratitud.

     Sabemos que cambiar el rumbo de la economía mundial es una tarea compleja. Por eso, no esperamos que en pocos días se resuelva este problema que desde hace tiempo está destruyendo todo lo que conocemos. Pero deseamos que esta asamblea sirva como punto de inflexión, y que a partir de entonces tan solo vayamos hacia delante en el esfuerzo por erradicar la pobreza. Por nuestra parte no te va a faltar apoyo. Es más, nos gustaría estar allí presentes para dar testimonio de que es posible el cambio, de que es posible una sociedad sin excluídos.

     Francisco, queremos decirte que con tu fe y con la ayuda de todos conseguiremos hacer de este mundo una gran familia de hermanos.  Deteniendo a tiempo los problemas del cambio climático, contribuiremos a garantizar una vida digna para todos. Te enviamos nuestro mejor saludo lleno de esperanza y afecto

     Alumnos de Tercero de Educación Secundaria – Colegio Claret Las Palmas de Gran Canaria 

Papa cartas 3eso.jpg