Cuando la ilusión puede con el desánimo todo se envuelve de alegría. Los alumnos del colegio han contagiado de alegría cada rincón del Colegio. Un día más se demuestra que en muchas ocasiones son los niños los que enseñan a los mayores. Hoy ha sido uno de esos días y los niños han dado otra lección de cómo sonreir a la vida. ¡Enhorabuena chavales!

Haz clic aqui para ver las fotos