Desde primera hora estuvimos cumpliendo nuestra misión: aprender y enriquecernos del día a día con los residentes. Además de estar con ellos durante las comidas, nos recibieron de una manera especial presentándose cada uno por su nombre. Aprendimos sobre las enfermedades mentales y cómo relacionarnos con los residentes sin ser bruscos u ofensivos.  Hoy han hecho que cambiemos nuestra forma de pensar. Para algunos no ha resultado fácil enfrentarse a una realidad tan diferente, pero todos estamos de acuerdo en que esta experiencia nos hará valorar las cosas esenciales de nuestras vidas. 
Esperamos mañana seguir superándonos y dar lo mejor que tenemos de nosotros mismos.
PHOTO 2019 04 01 23 27 01