Hoy hemos tenido un día bastante ajetreado. Por la mañana llevamos a los residentes al polideportivo del pueblo e hicimos varios juegos que habíamos preparado para ellos. Bailamos, jugamos a la petanca y al fútbol, etc. Mientras tanto, algunos de nosotros se fueron a la residencia de Las Formacionistas, donde pudieron pasar un rato agradable charlando con las monjas y sus residentes.
Después del almuerzo dimos un paseo hasta la charca de la Abuela, paseo propuesto por Juan, uno de los residentes. De camino pudimos observar caballos, ovejas, cigüeñas...
A la vuelta participamos en la eucaristía y por la noche un seglar de la Congregación nos deleitó con un picoteo de productos típicos de la zona. 
La verdad es que cada vez nos sentimos más a gusto entre los residentes porque les vamos cogiendo más cariño. Sabemos que ya va quedando menos para volver y creemos que los echaremos de menos. ¡Saludos a todos!
PHOTO 2019 04 05 00 27 09 1