campamento 29Parece que el tiempo nos va a despedir con fresquito y poco calor. Nuestro campamento va llegando a su final, y se nota: caras de alegría y cansancio a la vez, juntos con signos de complicidad antes inexistentes, y mucha alegría que salta en todos los lugares del campamento, en actividades, comedor, salidas o trabajando como los animadores.
Hoy es el día del Fuego de la ESO, donde los de 2º se despiden como acampados, y tal vez, de los campamentos, aunque todos confían en volver de animadores y seguir creciendo dentro de este que sería nuestro 40 aniversario el año que viene. Nuestro lema de hoy es: “Asumimos responsabilidades. Crecemos cuando somos las respuestas que el mundo espera”. El Padre Plaza disertó ante un auditorio somnoliento sobre que tenemos que asumir nuestras responsabilidades sin esperar a que nos sean demandadas, siguiendo el ejemplo de Jesús.
Hoy salen los de 6º a Segovia, última vez que la marea amarilla pasea por la capital para admirar sus monumentos y disfrutar comprando ese capricho o ese regalito que mamá pondrá en algún sitio visible (ahora con las teles planas lo más recurrente es la puerta del frigorífico).
Los cursos tienen sus últimos juegos campamentiles que son siempre los que más gustan, Rambo, Pateras, Gymkanas, y Grandes Juegos, y donde los acampados interactúan más con sus monitores a base de ragarlos con agua, con pinturas u otras ocurrencias.
Por la noche el Fuego de la ESO cumplió las expectativas bajo el lema de “La Casa de Papel”, superando las dificultades de un curso especial este año y con sólo cinco monitores: Jorge, Álvaro, Emilio, Irene y coordinados por Laura. Mañana día de recogida, despedidas, olimpiadas y medallas.

Enlaces a fotos aquí